Buscar

Las fases de la luna - ¿Nos impactan de alguna manera?

Actualizado: 7 may

La práctica del yoga me ha hecho más consciente de la importancia que tiene la conexión con la naturaleza para la salud física, mental y el desarrollo de la espiritualidad.


Somos parte de la naturaleza, nuestro cuerpo físico y energético están hechos de los mismos elementos que conforman todo lo demás que existe y somos una pieza del ciclo permanente de dar y recibir entre todos los seres que habitan el universo.


La luna, en particular, es un cuerpo celeste íntimamente ligado a la vida en nuestro planeta, que regula la duración de los días, las mareas y los hábitos de actividad y descanso de plantas, animales y, por supuesto, de los seres humanos.


Desde tiempos antiguos, nuestros ancestros en todo el mundo han venerado a la luna como deidad y le han atribuido influencia en otros aspectos más sutiles como las emociones, la salud mental y el poder femenino de todas las cosas. El calendario maya está basado en los ciclos sinódicos de la luna; en la cultura inca, Mama Quilla, o la madre luna, es la hermana y esposa de Inti, el rey sol; los mapuches asocian el ente lunar, Kuyen, a la fertilidad y la vida; y en la mitología chibcha, Chía, la luna, también es esposa de Sue, el sol, quienes son padres de la gente. De hecho, el templo ceremonial de Chía fue ubicado en la sabana de Bogotá (!donde vivo!) y hoy en día permanece aquí una población con ese nombre.

Los hábitos de la vida moderna nos han generado gran desconexión con la naturaleza, sobre todo con la luna, dado que en las noches normalmente estamos encerrados en nuestras casas y la luz eléctrica nos permite continuar con nuestras actividades, como si fuera de día. Normalmente no cultivamos, de manera que no tenemos ninguna razón para interesarnos en seguir las fases de la luna ni su influencia en otros fenómenos naturales en la tierra...


¿Sabes en qué fase está la luna hoy? Ayer, 11 de febrero comenzamos un ciclo lunar con la luna nueva, e inició el nuevo año lunar 2021 en varios países del oriente asiático como China, Corea del Sur y Vietnam.


En la astrología védica, llamada Jyotish, la luna representa nuestro mundo interno.


Honrar la luna nos reconecta con los ritmos de la naturaleza y nuestros propios ciclos naturales. Cuando estamos en sincronía con la naturaleza, es más fácil escuchar nuestro ser interior y construir la vida que queremos.


La luna nueva es el comienzo del ciclo lunar, la fase más oscura de la luna. Es un tiempo de reflexión interna, de plantar las semillas en el suelo oscuro para iniciar nuevos proyectos y metas frescas.


Por eso hoy he decidido lanzar el programa "Yoga para mí" (¡para ti! 🥰), un esquema de 4 semanas para practicar yoga con una guía semi-personalizada, en línea y en vivo. Está alineado con el ciclo lunar para lograr mayor conexión con tu ser interior, que es la fuente de tus propósitos más sinceros y de la motivación para hacerlos realidad.


¡Encuentra mayor información haciendo clic aquí!


Así mismo, la luna llena es momento de florecer con la luz que refleja, de crecer y expandir la consciencia. Por esta razón, es un momento propicio para la práctica de meditación.


Te invito a las meditaciones en vivo que comparto por mis redes sociales todos los meses en el día de luna llena. Puedes ver las meditaciones anteriores en mi canal de YouTube.

 

¿Quieres recibir este contenido en primicia a tu correo electrónico? ¡Suscríbete a mi comunidad aquí!

21 visualizaciones0 comentarios